200 ANIVERSARIO DE LA CONSTITUCIÓN DE LAS CORTES DE CÁDIZ DE 1812

José Bono, el adulador

José Bono presentó el acto que conmemoraba el 200 aniversario del inicio de la elaboración, por Las Cortes de Cádiz, de la Constitución Española, denominada La Pepa, por haber sido sancionada el día de San José de 1812. El Presidente del Congreso de los Diputados estuvo escaso en recursos históricos y ausente de la más mínima pedagogía, para explicar la importancia de ese hito histórico, en su punto medio. El contenido de su discurso es el vivo reflejo de la Historia raquítica que se cuenta en las escuelas en el día de hoy. En su intervención exageró el papel del Rey y no mencionó otros acontecimientos que cuando no se mencionan, la verdad histórica queda mutilada. Bono se comportó gratuitamente como un adulador del Don Juan Carlos; omitiendo la tradición constitucionalista de España, que comienza, no desde 1810, sino desde 1808, con la Constitución de Bayona, en nombre de un impostor, José Bonaparte y evocando a “Dios Todopoderoso”. Cuatro años más tarde tiene lugar la segunda experiencia constitucional, en nombre de un rey ausente, Fernando VII, y esta vez también acogiéndose al: “Padre Hijo y Espíritu Santo autor y supremo legislador de la sociedad”. En esta Carta Magna, motivo del evento de Cádiz, el rey “es por la gracia de Dios y la Constitución de la Monarquía española”. La siguiente experiencia para dotar a España de una constitución democrática, fue la Constitución Federal de la República Española de 1873, que no se llegó a promulgar. Lo más importante de este texto es que: “Toda persona encuentra asegurados los derechos naturales en la República”. Sin mencionar a Dios y sin estar bajo la sombra de ninguna monarquía. Y llegamos a la Constitución de la República Española de 1931. Y declara por primera vez, y este es el hito democrático: “Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo”. El poder emana del pueblo. Y llegamos a la Constitución Española de 1978. Una constitución consensuada entre los centristas y la izquierda, con la oposición de los más fieles franquistas. Un texto que arropa y legitima a un príncipe que mantuvo un maridaje con la dictadura. Bono se excede en atribuir al Rey logros que fueron de la izquierda democrática. La constitución actual se parece más a la republicana que a la tan vitoreada Pepa. “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del estado”. Algún día explicaremos a nuestros hijos toda la verdad, no la Historia a medias.  Pedro Taracean Gil

CONSTITUCIÓN DE CADIZ 1812 "LA PEPA"

1 comentario: