EL ARCO DE LA VICTORIA


De EL PAÍS



La defensa encarnizada de Madrid


En noviembre de 1936, casi todo el mundo daba por supuesto que Madrid caería rápido. Visto el avance de las tropas franquistas, el Gobierno de la República emprendió la retirada a Valencia para poder conservar desde allí la gobernabilidad. En la capital se quedaron el general José Miaja y el auténtico artífice de la defensa de Madrid: el general Vicente Rojo. Según explica el historiador Antonio Ortiz, hubo tres hechos determinantes para contener a los golpistas a la altura del Hospital Clínico. El primero fue la sustitución de las milicias republicanas por unidades de choque. El segundo, la llegada de las Brigadas Internacionales. Y algo que cambió el rumbo de la guerra: la interceptación de los planos con el plan de ataque del ejército sublevado. “Madrid resistió así 28 meses”, explica Ortiz. Sobre qué hacer con el Arco de Moncloa, este especialista aboga por crear allí un lugar de memoria que explique lo que se vivió.


EL REPORTAJE COMPLETO


GALERÍA DE LAS IMÁGENES DE LA VERGÜENZA NACIONAL E INTERNACIONAL
























 
Feportaje : Pedro Taracena Gil


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada